Quemar Las Naves nos ofrece un viaje a nuestra propia adolescencia a través de diferentes canciones de la cultura pop

“Hemos formado un grupo. Hemos venido a enseñaros esto, y esto es nuestra primera maqueta: “Éramos unos niños que escuchaban música en su cuarto”. Hay cosas nuestras. Hay cosas que no, ya lo veréis. Puede que desafinemos. Seguro que desafinamos. De hecho, queremos desafinar saltando en una cama elástica”.

Con estas palabras define el grupo Quemar Las Naves su espectáculo “Éramos unos niños que escuchaban música en su cuarto". Una composición musical donde lo que importa no es la técnica, sino que sean capaces de hacernos retroceder y sentirnos como cuando éramos adolescentes.

Un evento con el que la bilbaína Itziar Manero y el madrileño Carlos Pulpón conseguirán emocionarnos con un tracklist de canciones que no podemos desvelar, pero que seguro os harán viajar en el tiempo.