María Herrera y Proyecto Barroco dan vida a esta obra que hace un repaso a modo de comedia musical de nuestra herencia teatral

Tomando como referencia el periodo barroco, este musical para voces y piano a cuatro manos quiere rendir homenaje a nuestros antepasados teatrales, desde el más insigne escritor hasta el más humilde de los juglares.

El montaje de “Un musical barroco” traslada al espectador la importancia de la colectividad, el poder de un grupo trabajando por un objetivo común.

Se trata en definitiva de una comedia musical, que apuesta por una revisión muy especial de nuestro teatro clásico para que todo el mundo pueda disfrutar, de un modo diferente, de la estirpe cultural a la que pertenecemos.