La compañía 'Coma 14' nos propone un viaje íntimo y especial hacia el pasado

"Entrar en el trastero de casa de mi abuela es como abrir una maleta vieja cubierta de polvo".

Nina nos cuenta en primera persona y de forma directa qué recuerdo le trae cada objeto, pero los recuerdos son caprichosos y se revelan de formas diferentes: unos en forma de títere, otros en forma de pequeños objetos que se materializan mediante cine en vivo, otros a través de una máscara y todos, eso sí, rodeados por el ambiente sonoro y musical creado por Iván Palomares y Odin Kaban.

Todo un mundo poético y visual que crea las atmósferas necesarias para compartir los tesoros del desván con la protagonista de este viaje.

"Miro una fotografía vieja y recuerdo que mi abuela me contaba historias de cuando era jovencita. Si la historia transcurría en la playa, su mirada se iluminaba con la luz del mar".

"Su delantal me recuerda las recetas que preparaba en su cocina y que después apuntaba delicadamente en su cuaderno de notas.

Hay olores de ingredientes que se impregnan en la memoria. A veces puedo oírla cantar preparando algún pastel", asegura nuestra amiga marioneta..