Un musical producido por la Danza Down. Compañía Elías Lafuente

Si preguntáramos por la mayor historia de amor jamás contada y la que más veces hemos escuchado de pequeñ+s antes de irnos a dormir, probablemente la respuesta más repetida sería La Bella y la Bestia. Un relato con el que aprendimos que la belleza reside en el interior de las personas, sin importar su apariencia.

En esta ocasión, nuestro cuento favorito cobra vida en versión musical. A través de la adaptación íntegra de los números originales del musical de Broadway, l+s intérpretes, con síndrome de Down u otro tipo de discapacidad intelectual, intercalan los papeles sucesivamente en la propia escena.

Danza Down. Compañía Elías Lafuente, asociación integrada en su totalidad por personas con discapacidad intelectual, nos presenta una obra donde magia, fantasía y amor se unen a la fuerza actoral y la sensibilidad que caracterizan el trabajo de nuestr+s protagonistas.